Orígenes

Ciudad Lerdo tiene sus orígenes ligados estrechamente a España, cuando en mayo de 1598 la misión de evangelización llamada Misión de San Juan de Casta por el misionero jesuita Juan Agustín de Espinoza, asistido por el capitán Antonio Marín Zapata, originario de Madrid, arribaron a las riberas del Rio Nazas y dio lugar al primer asentamiento español en La Laguna. Tiempo después del primer asentamiento español, el 30 de mayo de 1799 Joaquín Navarro funda el nuevo asentamiento, llamado rancho San Fernando.

 

Independencia de México

El 8 de abril de 1811 llegaron al rancho de San Fernando Rangel Sánchez varios prisioneros de la Guerra de Independencia de México. Siete de ellos salieron al amanecer con rumbo a Durango capital escoltados por 25 soldados al mando del Teniente Coronel Pedro María Allende, y otros cuatro quedaron al mando de Ignacio Elizondo. Estos últimos prisioneros respondían a los nombres de Miguel Hidalgo y Costilla, Ignacio Allende, Juan Aldama y Jiménez, quienes fueron trasladados a Chihuahua escoltados por soldados.

En septiembre de 1827 el rancho San Fernando fue rematado y vendido por el gobierno del estado de Durango y en 1836 fue adquirido por el hacendado terrateniente Juan Nepomuceno Flores, quien mandaría construir el primer casco de la ciudad en 1848, lo que da origen a la Comarca Lagunera de Durango. La Hacienda San Fernando evolucionaría y se desarrollaría hacia 1879, lugar que rápidamente fue multiplicando su población.

Los lerdenses, en el transcurso de su estadía en la ciudadela, pelearon valientemente contra los nativos que atacaban de día y noche tratando de impedir el asentamiento. Los lerdenses triunfaron.

Benito Juárez en su paso por la Comarca Lagunera huyendo de los franceses en septiembre de 1864, donde es protegido por los habitantes de la Hacienda San Fernando, atendió la visita de la comisión de ciudadanos, liderada por Catarino Navarro, quien le entregó una petición hecha por los locales, solicitando la ascensión a villa a la llamada en aquel tiempo Hacienda San Fernando. Juárez firmó entonces el decreto de ascensión que confería el nombre oficial de Villa Lerdo de Tejada, en honor al hermano del ilustre liberal político y compañero de su viaje al Norte Sebastián Lerdo de Tejada, quien había perdido un hermano llamado Miguel, por lo que, a partir de esa fecha, septiembre de 1864, dejó de llamarse Hacienda San Fernando.

Tiempo después de que la villa potencializara su desarrollo económico y demográfico, se dio una fiesta muy importante donde las damas portaban vestidos largos y se tocaba música clásica por todo el lugar. Era la fiesta de la señorita Carmen Carreón Carreón, hija de un general. En dicha fiesta se encontraba el jefe político Juan Ramón Castro, quien prometió a la joven lo que quisiera como regalo y que cualquiera que fuera su deseo se le cumpliría.

En 1882 cuando se empezaron a construir las vías del ferrocarril que pasaría por la Comarca Lagunera con rumbo a Estados Unidos los técnicos estadounidenses a petición el presidente Porfirio Díaz, estaban realizando dos estudios. El primero apuntaba que el ferrocarril debía pasar por la Comarca Laguna lo que significaba que se habría de ponerse una estación de ferrocarril en Ciudad Lerdo y el segundo apuntaba que debía pasar por Durango. Sin embargo según señala el libro “El primer pueblo que conquisto al desierto” de Vargas Garza, se situó un problema de carácter político en la capital duranguense con el entonces gobernador de Durango Francisco Gómez Palacio quien se encapricho a que el ferrocarril no pasara por Ciudad Lerdo. Luego de varios debates políticos, finalmente la estación se estableció en lo que hoy es territorio de la ciudad de Gómez Palacio esta fue la razón por la que varias empresas decidieron establecerse en esa ciudad, con lo que el desarrollo económico, político y social de Ciudad Lerdo se vio mermado. Lo que buscaba Francisco Gómez Palacio era crear un municipio que llevara su nombre y que mejor lugar que la Comarca Lagunera para fundarlo, por lo que inclusive dicho gobernador cometió la infamia de despojar de Ciudad Lerdo parte de su territorio para así fundar Gómez Palacio en 1905 y colocar la estalación de ferrocarril que seria llamada estación Lerdo.